Inversores para GLP

Inversores manuales: Se utilizan con botellas domésticas. Cuando las botellas en servicio se agotan, se ha de cambiar la maneta para dar paso a las que permanecían en reserva. Debe instalarse un regulador entre el inversor y el limitador.

Inversores automáticos: Se utilizan tanto en botellas domésticas como industriales de GLP. Cuando las botellas en servicio se agotan, las que están en reserva entran en funcionamiento de forma automática, no obstante se ha de cambiar manualmente la posición de la maneta o palanca, con el fin de obtener el caudal y la presión adecuada. Debe instalarse un limitador después del inversor y un indicador de servicio reserva.
Compartir:
Este sitio utiliza cookies propias para asegurar el buen funcionamiento de su visita y realizar estadísticas de audiencia. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información | Cerrar